Un baño de pies relajante: bienestar para los pies

Es asombroso lo que nuestros pies aguantan cada día. Soportan varias veces su propio peso y a veces recorren distancias considerables. Cuando compramos zapatos nos guiamos demasiado a menudo por la moda, por lo que no adquirimos calzado que nos permita movernos perfectamente. Y, sin embargo, los pies no nos dejan en la estacada. Quien ha sufrido alguna vez una lesión grave como una rotura o un desgarro de ligamentos lo sabe: sin los dos pies sanos la vida resulta muy complicada. Nuestro mundo se vuelve de repente muy pequeño. Sin embargo, raras veces dedicamos a nuestras extremidades inferiores la atención que merecen. Damos por supuesto todo lo que hacen, y eso que sería muy fácil hacer algo bueno por ellos. ¡Regala de vez en cuando a tus pies un baño relajante! Apenas cuesta esfuerzo y aumenta considerablemente el bienestar. Elige los ingredientes en función de la estación del año y de tu estado de ánimo para conseguir un efecto calentador o refrescante.

Subir arriba
Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico
Anefp xxx/2019