Pie de atleta: elegir calcetines de fibras transpirables

Los hongos patógenos pueden ser muy resistentes si encuentran un hábitat adecuado. La piel de los pies, y especialmente  la zona interdigital ofrece una estupenda superficie para estos microorganismos. Los ambientes húmedos y cálidos son un caldo de cultivo para los hongos por lo que encuentran un ambiente ideal en las piscinas, duchas y saunas públicas, pero también en el entorno cerrado de unos zapatos húmedos por el sudor. Un calzado que no transpira favorece las infecciones por hongos y hace difícil combatir la enfermedad. En este sentido, la elección del material de los zapatos tiene tanta importancia como la elección de los calcetines adecuados. El pie de atleta es más fácil de prevenir y más rápida de solucionar si se utilizan fibras naturales y transpirables. El algodón, por ejemplo, se caracteriza por su capacidad para absorber bien la humedad y el sudor, además que ayuda a que transpire. Las mezclas textiles, especialmente diseñadas para el uso de zapatillas deportivas, zapatos de trabajo o botas de montaña, también son transpirables y absorben el exceso de sudor y humedad, manteniendo los pies secos y regulando la temperatura.

Cuidado higiénico de calcetines y ropa cuando se padece pie de atleta

Pero, para prevenir y combatir el pie de atleta, no basta solo con elegir el calzado adecuado.  También es importante la higiene adecuada de calcetines y calzado. Por consiguiente, cámbiate diariamente de calcetines y lávalos en la lavadora a la temperatura más alta posible. Un detergente desinfectante actúa eficazmente contra los hongos patógenos que se han quedado adheridos en lo profundo de los tejidos. La utilización de estos detergentes resulta especialmente aconsejable cuando se trata de fibras delicadas que no pueden lavarse a altas temperaturas. Amplía las medidas preventivas y deja sin usar 24 horas un par de zapatos que hayas usado durante un día entero. Deja que el material se seque y transpire regularmente y deshazte a tiempo de modelos muy desgastados. Utiliza un polvo absorbente de la humedad o aerosol antitranspirante para mantener alejados los gérmenes y no compartas el calzado con otros miembros de tu hogar.

Subir arriba
Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico
Anefp xxx/2019