En chanclas contra el pie de atleta

Los hongos patógenos encuentran su refugio preferido allí donde se reúnen muchas personas descalzas en una clima húmedo y cálido, como son piscinas, duchas, saunas y vestuarios públicos, pero también habitaciones de hotel muy frecuentadas. El riesgo de contagio aumenta caminando descalzo. Además, las personas que usan los zapatos de trabajo o los deportistas que sudan mucho más con calzado no transpirable están expuestos a un mayor riesgo de contraer pie de atleta. El contacto directo con objetos y superficies infectados explica la frecuencia de enfermedades de pie de atleta en la zona de los pies. Entre los grupos de riesgo la probabilidad de contraer pie de atleta es de más del 70%1. Un comportamiento cuidadoso contribuye decisivamente a reducir el riesgo de contagio. Las principales medidas para prevenir el pie de atleta son llevar chanclas en espacios públicos húmedos y en los suelos fuera de la propia vivienda.

Protección contra el pie de atleta: chanclas e higiene

Las chanclas son un calzado ligero e ideal como primera barrera de protección contra gérmenes. Proporcionan una sujeción segura en suelos húmedos y minimizan en gran medida el contacto con hongos patógenos. Las chanclas por sí solas no bastan como medida preventiva contra el pie de atleta. Deberemos cuidar la higiene de nuestros pies y controlar cualquier signo anómalo de la piel. Si llevas zapatos cerrados, procura que sean de materiales transpirables y no compartas el calzado con otros miembros de tu hogar. Cámbiate de calcetines a diario y elige la temperatura más alta posible para lavarlos a máquina. Un detergente desinfectante combate los hongos patógenos con eficacia y actúa también en tejidos delicados que no se pueden lavar en caliente. Controla el exceso de sudor de los pies con polvos que adsorban el sudor o sprays antitranspirantes como, por ejemplo, con un desodorante de pies que mantiene el pie seco en un ambiente fresco, evitando la aparición del hongo.

1 Referencia: Ilkit M, Durdu M. Tinea pedis: the etiology and global epidemiology of a common fungal infection. Crit Rev Microbiol. 2015;41(3):374-88.

Subir arriba
Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico
Anefp xxx/2019