Aliviar el picor: consejos útiles para el pie de atleta

El picor entre los dedos es uno de los primeros síntomas de un pie de atleta incipiente. Si los hongos patógenos consiguen superar los mecanismos de defensa de la flora cutánea natural y se asientan, a pesar de las barreras mecánicas en las células corneales, se producen alteraciones de la piel en la zona interdigital que se manifiestan con un molesto picor. Los siguientes consejos muestran cómo aliviar el picor.

Tratar las molestias de inmediato

Cuida tu piel con mimo y examina su estado para que no te pasen inadvertidos los primeros síntomas del pie de atleta. El cuidado semanal de los pies con una inspección minuciosa de los dedos, el espacio interdigital y la planta de los pies ayuda a detectar a tiempo el pie de atleta. No lo dudes, reacciona inmediatamente si notas sensaciones desagradables como picor en la zona de los pies.

Aclarar las causas para aliviar el picor

En principio, el picor y el ardor en los pies pueden deberse a causas muy diferentes y apuntar a distintas enfermedades subyacentes. No recurras a un antifúngico ante la mera sospecha de sufrir hongos en los pies, si no tienes claro el origen de tus molestias y los síntomas de la enfermedad, no pueden interpretarse con precisión.

Tratamiento con un antifúngico

Si crees que puedes identificar sus síntomas como pie de atleta y quieres empezar con un tratamiento, ve a tu farmacia, y consulta con el farmacéutico, para elegir el producto adecuado. Allí podrás adquirir medicamentos antifúngicos como Canespie® Bifonazol. La aplicación local en las zonas afectadas de la piel permite obtener resultados en pocos días y ayuda a aliviar los síntomas principales, como el enrojecimiento y el picor.

No uses remedios sin eficacia probada

No utilices el recetario de la abuela y no recurras a remedios caseros para tratar el pie de atleta. No inicies un tratamiento cuyo resultado sea incierto porque la enfermedad te resulte embarazosa y no desees hablar de ella en la farmacia o con el médico. El pie de atleta es una de las enfermedades infecciosas de la piel más frecuentes y suele afectar a personas activas y deportistas. Es mejor que el té negro, el vinagre de manzana, las cebollas, el ajo, la levadura y similares permanezcan en la cocina, porque su eficacia no está demostrada. En el peor de los casos, los remedios de este tipo pueden aumentar la inflamación, junto con el picor y el enrojecimiento, o provocar reacciones alérgicas.

Utilizar un antimicótico de amplio espectro

Al elegir el medicamento en tu farmacia, presta atención a las propiedades del antifúngico y a su eficacia contra las infecciones mixtas. Los hongos filamentosos (dermatofitos) son los principales causantes del pie de atleta, pero aproximadamente en un tercio de los casos intervienen también hongos de la familia de las levaduras y los mohos, así como bacterias, en la fase avanzada de la enfermedad. Un fungicida como el bifonazol, de amplio espectro, combate los principales hongos patógenos causantes del pie de atleta que ayudan a aliviar en pocos días los principales síntomas, como el ardor y el picor. Canespie® Bifonazol es el producto de Bayer que combate los hongos causantes del pie de atleta, alivia el picor y elimina la infección.

Combatir el hongo con determinación

No pierdas tiempo y comienza lo antes posible el tratamiento tópico del pie de atleta con un antifúngico adecuado. Los síntomas típicos de la enfermedad remitirán si sigues correctamente las recomendaciones de tu médico, farmacéutico o las incluidas en el prospecto del medicamento. Bayer te ofrece Canespie® Bifonazol y Canespie® Clotrimazol para combatir eficazmente la infección por hongos. No interrumpas el tratamiento antes de tiempo, aunque los síntomas como el picor, las ampollas y el enrojecimiento comiencen a desaparecer al cabo de unos días.

Un buen cuidado de los pies ayuda a aliviar el picor

No intentes aliviar el picor rascándote las zonas de la piel afectadas por el hongo y cuida tus pies siempre concienzuda pero suavemente. Utiliza cosméticos suaves que no dañen tu piel. Pueden producirse pequeñísimas lesiones por el exceso de rascado generando una vía de entrada para el hongo. Utiliza cosméticos con un pH suave para la piel que no contengan aditivos. Prevendrás así las molestias de una reacción alérgica que empeoraría aún más la situación aumentando el enrojecimiento y el picor de la piel.

Mantener los pies siempre secos y limpiar a fondo la ropa

Mantener los pies secos es una de las medidas higiénicas más importantes cuando se sufre pie de atleta. Utiliza siempre una toalla limpia para secarte la piel, incluida la zona interdigital, tras el baño o la ducha. Utiliza las toallas solo una vez y lávalas después.

Subir arriba
Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico
Anefp 442/2019