Ardor en los pies: causas de un fenómeno múltiple

Las causas del ardor en los pies pueden ser múltiples y van desde una inofensiva deshidratación hasta el abuso de alcohol y afecciones tumorales. La mayoría de las veces la explicación de lo que sucede es tan obvia como sencilla, y un cuidado exhaustivo de los pies puede servir de ayuda. Si los síntomas persisten, hay que consultar a un médico.

Causa n.º 1: picor y ardor por falta de hidratación

En los meses invernales, cuando los pies están muy apretados en calzado rígido que no transpira o están expuestos al aire de la calefacción, incluso personas que no sufren otras patologías a menudo afirman tener la piel seca, con picor, áspera o incluso agrietada. Un calzado estrecho hace que la humedad se acumule y la sal que contiene el sudor puede atacar e irritar la piel. Además, uno de los síntomas de la sequedad de la piel es el picor. Un desodorante de pies regula el exceso de sudor y elimina el mal olor, ayudando a mantener los pies frescos, creando un medio adverso para la proliferación de microorganismos.

Causa n.º 2: reacciones alérgicas

Las reacciones alérgicas son responsables en algunos casos de picor y ardor en los pies. Las principales alergias son debidas a cosméticos, detergentes o limpiadores. Otros síntomas de la  alergia de contacto es la irritación de la piel.

Causa n.º 3: trastornos circulatorios, enfermedades crónicas, polineuropatías

Una diabetes mal controlada, que conlleva valores de azúcar permanentemente elevados, puede ser la causante de sensaciones desagradables en la zona de los pies. Las alteraciones del funcionamiento de los nervios periféricos y de la circulación, propias de la diabetes, provocan sensaciones como hormigueo y ardor. También las polineuropatías pueden provocar síntomas similares. Algunas enfermedades infecciosas, reacciones autoinmunes, intoxicaciones o afecciones tumorales pueden dañar al sistema nervioso periférico, con síntomas que afectan a todo el cuerpo, incluidos los pies.

Causa n.º 4: pie de atleta

El pie de atleta, una de las enfermedades infecciosas de la piel más frecuentes, es responsable del picor y ardor en los pies. La piel seca, agrietada y con picor se debe a las actividades de hongos filamentosos y levaduras.

Causa n.º 5: síndrome de pies ardientes

El síndrome de pies ardientes va asociado sobre todo a molestias nocturnas. Entre los síntomas que aparecen en ambos pies están la sensación de calor, pinchazos y ardor. Las causas en este caso son también polineuropatías por enfermedades crónicas, pero también el abuso de alcohol, la falta de vitamina B o los efectos secundarios de medicamentos.

Subir arriba
Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico
Anefp 442/2019