¿Pie de atleta o no? Estas dermopatías tienen síntomas parecidos

Los principales síntomas del pie de atleta son: picor, enrojecimiento (eritema), grietas entre los dedos, descamación pudiendo llegar a inflamación o pústulas. Únicamente aparece en los pies. Suele empezar entre los dedos, pero también se puede extender a la planta y los laterales de los pies. Sin embargo, es recomendable echar un segundo vistazo crítico antes de comenzar con el tratamiento, porque lo que a primera vista parece pie de atleta en ocasiones puede no serlo.
Las siguientes enfermedades y anomalías de la piel pueden confundirse fácilmente con el pie de atleta:

Picaduras de insectos – pequeñas hinchazones con picor persistente

A veces, la causa de picor en el pie o entre los dedos de los pies son picaduras de pulgas o de mosquitos. Los puntos afectados presentan un enrojecimiento y en algunas circunstancias pueden estar calientes. Además, la zona alrededor de la picadura suele estar hinchada. Sobre todo, las picaduras de pulga son muy pequeñas y pican muchísimo. Suelen aparecen en grupos de dos, tres o más picaduras y pueden recordar en un primer momento al pie de atleta si se encuentran cerca de los dedos y entre ellos. Estas picaduras están generalmente bien delimitadas y son fáciles de identificar cuando se observan más detenidamente. Por el contrario, el picor del pie de atleta es difuso y en la mayoría de los casos se distribuye por una zona más grande.

Eczema – manchas rojas que pican o ampollas

También un eczema en los pies puede recordar  al pie de atleta. Además de un fuerte picor, un eczema agudo va asociado en la mayoría de los casos a ampollas con costras y exudación. Dado que  la zona  de la piel afectada está inflamada aparece también enrojecida.
El eczema crónico es engañoso, ya que su aspecto es similar al del pie de atleta, con  piel seca y descamada. A esto se añaden queratinizaciones, piel agrietada y también un fuerte picor.

Psoriasis y neurodermatitis – piel enrojecida con numerosas escamas

La psoriasis es una enfermedad autoinmune en la que la piel se renueva con más rapidez que la de las personas sanas. El resultado es una capa de piel descamada, que a menudo va acompañada de enrojecimientos e irritaciones de la piel como picor o escozor. Además, pueden producirse pequeñas hemorragias con forma de puntos en la piel.
La neurodermatitis se confunde a veces con el pie de atleta. En este caso se observan también partes de la piel agrietada y enrojecida que pican mucho y se descaman.

Infecciones bacterianas del pie – síntomas parecidos, patógenos diferentes

Las infecciones extremadamente infrecuentes de los pies por bacterias como estafilococos o estreptococos causan en la fase inicial síntomas muy parecidos a los del pie de atleta. A las zonas de la piel enrojecidas, con picor y dolor, se añaden en muchos casos una capa de la piel descamada o ampollas con costra. En el estadio avanzado pueden presentarse fiebre y escalofríos, así como una coloración amarillenta purulenta de las ampollas.

En caso de duda acudir al especialista

Si no está seguro de si padece pie de atleta, lo mejor es que consulte a un dermatólogo, que examinará con el microscopio una muestra de piel tomada previamente y además, podrá hacer un cultivo de patógenos. Esto le permitirá determinar de manera fiable qué patógenos están involucrados en la infección y cuál es la mejor manera de eliminarlos.

Subir arriba
Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico
Anefp 442/2019