¿Qué calzado es el mejor para que el pie transpire y no haga mal olor?

En los pies hay cerca de medio millón de glándulas que producen hasta la cantidad equivalente a una taza de sudor cada día. El sudor es la manera en la que el cuerpo regula la temperatura, y teniendo en cuenta que el pie suele estar encerrado en un zapato gran parte del día y que, además, soporta un gran peso y actividad, es importante que pueda transpirar bien.

De hecho, sea cual sea la época del año, si el calzado es transpirable, logrará mantener la temperatura adecuada del pie. Generalmente, en invierno, el sudor es la causa de la sensación de frío en los pies y, en verano, el sudor suele acentuarse con olor. Un exceso de sudor en los pies, independientemente de la época en la que estemos, puede conducir al desarrollo incontrolado de bacterias que causan mal olor de pies. Por ello, poder reducir el exceso de humedad es importante para el bienestar de tus pies.

Entonces, ¿cuál es el tipo de calzado ideal para que los pies puedan transpirar y así evitar el mal olor? Toma nota de algunos consejos que tus pies agradecerán:

Consejos de calzado para el mal olor de pies

  • Usa zapatos de buena calidad. Evita materiales sintéticos, plásticos y gomas. Los materiales técnicos pueden ayudar a sacar el vapor de agua que generamos con el sudor hacia afuera, evitando a su vez, que el agua exterior entre en el zapato.
  • Los zapatos deben ser cómodos y acordes a la actividad que debes realizar. Cada deporte requiere un tipo de calzado concreto. El pie debe poder sentirse libre y fresco, evitando el recalentamiento y la opresión. Si usas un calzado cerrado con cordones, no los aprietes en exceso.
  • Usa la talla correcta; una talla demasiado pequeña puede causar lesiones en el pie, y una talla demasiado grande, hace que el pie se deslice y friccione, ocasionando ampollas.
  • Dispón de varios zapatos para poder cambiar de calzado a menudo. Así, el calzado se ventila y recupera su forma. Si usas zapatillas deportivas, cámbiatelas a menudo, ya que suelen estar hechas con materiales sintéticos poco transpirables.

  • Usa plantillas que puedas quitar y lavar al menos una vez por semana. Existen plantillas antibacterianas que pueden ser aconsejables para reducir el mal olor de pies.
  • Usa calcetines transpirables, aunque si empapan demasiado tampoco convienen. Además, los calcetines con propiedades antibacterianas pueden ser una buena solución.
  • Puedes aplicar diariamente en los pies un desodorante con propiedades antibacterianas y antifúngicas como Funsol® y aplicarlo también en el calzado para una mayor protección. Existen varios formatos en el mercado: Funsol® Spray, desodorante para pies con formato spray, que es más cómodo y aporta una mayor sensación de frescor, y Funsol® Polvo, que gracias a su formato en polvo con óxido de zinc y sílice es más absorbente.

Subir arriba