Tus pies son importantes, aprende a cuidarlos

¿Te has parado a pensar alguna vez que soportar nuestro peso durante todo el día, en unas condiciones de ahogo, presión y humedad, es una tarea difícil y poco agradecida? Tus pies merecen un buen cuidado, de ellos depende que puedas caminar y ejercer toda tu actividad diaria con normalidad. Te damos algunos consejos para cuidar tus pies y tratarlos con cariño, y así ayudar a prevenir molestias, lesiones, infecciones superficiales –como pie de atleta– u otras complicaciones.

La higiene de los pies

Puede que, con las prisas, tus duchas sean rápidas y no te entretengas a conciencia en determinadas partes del cuerpo. No es necesario aplicar una gran cantidad de jabón en los pies y es preferible no usar la misma esponja que para todo el cuerpo, ya que se podrían arrastrar y esparcir restos de piel o de microbios –bacterias, hongos– que pueden estar presentes en esa zona.

Al mismo tiempo, tan o más importante es el secado de los pies. Utiliza una toalla específica para los pies y, si no es posible, deja los pies para el final. Asegúrate de secar bien los dedos y espacios interdigitales, que es donde más fácilmente puede quedar humedad, y eso puede favorecer el crecimiento de hongos en los pies. Además de ser un problema de salud, los hongos, bacterias y el exceso de sudor, producen mal olor en los pies.

Uñas, dedos, plantas y talones

El aspecto de los pies puede dar una buena idea de su estado de salud. Ten especial cuidado con las uñas y los talones. Unos pies agrietados y resecos tienen maltrecha la barrera protectora de la piel, y eso favorece la entrada de patógenos. Por eso es importante mantener una buena hidratación y aplicar una pomada o crema de pies adecuada. Además, ten en cuenta que los pies es una de las principales vías de entrada de gérmenes a nuestro cuerpo, por eso es recomendable evitar ir descalzo, especialmente en espacios comunes y húmedos.

Un calzado adecuado

Además del uso de chanclas con suela de goma en zonas húmedas, el calzado del día a día también es importante para el cuidado de los pies. Puedes encontrar algunos consejos sobre el calzado más adecuado en este enlace. Y, si practicas deporte, el material del calzado y la talla son especialmente importantes.

Pies relajados / Pies reactivados

¿A quién no le gusta un masaje en los pies? Además de ofrecer alivio al cansancio y fatiga de tus pies, un masaje también puede ser tonificante. Sin embargo, puede pasar que desprendan mal olor. Por ello, te recomendamos utilizar un desodorante para pies como Funsol® que, además de eliminar el exceso de sudor y el mal olor te aportará una agradable sensación de frescor.

Subir arriba