Sudoración excesiva o hiperhidrosis

¿Qué es la sudoración excesiva o hiperhidrosis?

Podemos definir la hiperhidrosis como un aumento de la sudoración, resultado de un incremento en la secreción de las glándulas sudoríparas.

Afecta a las zonas del cuerpo donde más glándulas hay: manos, cara, axilas y pies.

¿Cuál es su prevalencia?

Afecta del 0,5-1% de la población en los países desarrollados y es normal que afecte a más de un miembro de la misma familia.

Los efectos de la sudoración excesiva o hiperhidrosis tienen una importante repercusión social y laboral, constituyendo un problema que puede afectar seriamente a la calidad de vida de la persona.

¿Cómo podemos clasificar la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis se puede clasificar según su causa o según la zona afectada.

Si se clasifica según su causa, podemos distinguir:

  • Hiperhidrosis Primaria. Es la forma más frecuente. Generalmente comienza en la adolescencia o en la niñez, persiste durante algunos años y a veces hay una tendencia a la mejoría hacia los 25 años. La ansiedad puede ser un factor determinante de este tipo de hiperhidrosis.
  • Hiperhidrosis Secundaria. Cuando ésta es debida a otro proceso, como puede ser una enfermedad: como hipertiroidismo, disfunción hormonal, enfermedad psiquiátrica, obesidad, etc.

Si se clasifica según la zona afectada, podemos diferenciarla en:

  • Hiperhidrosis Generalizada. El exceso de sudoración afecta a toda la superficie corporal
  • Hiperhidrosis Localizada. Afecta a zonas concretas del cuerpo y se puede dividir en:

* Hiperhidrosis Palmar

* Hiperhidrosis Axilar

* Hiperhidrosis Facial: cara y cabeza

* Hiperhidrosis Plantar: pies

* Hiperhidrosis Troncal: tronco

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma es la sudoración excesiva, que produce en la piel diferentes manifestaciones:

  • La piel se presenta húmeda y mojada, la humedad traspasa a la ropa y deja mancha (especialmente en las axilas).
  • El color de la piel aparece rosado o blanco-azulado.
  • Puede aparecer olor desagradable (Bromhidrosis) debido a la descomposición de los restos celulares y el sudor por las bacterias y levaduras.

¿Qué causa la hiperhidrosis?

Las causas fisiopatológicas de la sudoración excesiva se desconocen. Puede ser debida a una de las siguientes causas, entre otras:

  • Ansiedad
  • Idiopática, esencial (debida al propio individuo)
  • Neuropatía periférica
  • Endocrinopatías
  • Hipertiroidismo
  • Menopausia
  • Fármacos
  • Infecciones
  • Otras causas
  • Enfermedad de Parkinson, Hipoglucemia, Shock
  • Lesiones medulares, Cefalea acuminada…

Cómo diagnosticar la hiperhidrosis

Generalmente es una impresión subjetiva del propio paciente, él mismo se observa, como a diferencia de otra persona suda profusamente sin razón aparente para ello. La sudoración se considera normal cuando el promedio de excreción sudoral es de 500 ml al día.

Subir arriba